14/10/17

Reseña: Una columna de fuego

Una columna de fuego arranca cuando el joven Ned Willard regresa a su hogar en Kingsbridge por Navidad. Corre el año 1558, un año que trastocará la vida de Ned y que cambiará Europa para siempre.
 Las antiguas piedras de la catedral de Kingsbridge contemplan una ciudad dividida por el odio religioso. Los principios elevados chocan con la amistad, la lealtad y el amor, y provocan derramamientos de sangre. Ned se encuentra de pronto en el bando contrario al de la muchacha con quien anhela casarse, Margery Fitzgerald.
 Cuando Isabel I llega al trono, toda Europa se vuelve en contra de Inglaterra. La joven monarca, astuta y decidida, organiza el primer servicio secreto del país para estar avisada ante cualquier indicio de intrigas homicidas, levantamientos o planes de invasión.
 En París, a la espera, se encuentra la seductora y obstinada María Estuardo, reina de los escoceses, en el seno de una familia francesa con una ambición descomunal. Proclamada legítima soberana de Inglaterra, María cuenta con sus propios partidarios, que conspiran para deshacerse de Isabel.
 Entretanto, Ned Willard busca a Jean Langlais, un personaje escurridizo y enigmático, sin saber que tras ese nombre falso se esconde un compañero de clase de su infancia, alguien que lo conoce demasiado bien.
 A lo largo de medio siglo turbulento, el amor entre Ned y Margery parece condenado al fracaso mientras el extremismo hace estallar la violencia desde Edimburgo hasta Ginebra. Isabel se aferra precariamente a su trono y a sus principios, protegida por un pequeño y entregado grupo de espías hábiles y agentes secretos valerosos.
 Los auténticos enemigos, tanto entonces como ahora, no son las religiones rivales. La verdadera batalla es la que enfrenta a quienes creen en la tolerancia y el acuerdo contra tiranos dispuestos a imponer sus ideas a todo el mundo... y a cualquier precio.


Hoy os vengo a hablaros de la tercera parte de una trilogía que me ha gustado mucho, que me hizo adorar a Ken follet y que estoy feliz de haber podido leer. La cuestión es que yo no soy muy de libros históricos, pero es que esta historia me ha cautivado.

En este libro veremos la lucha de protestantismo contra la religión católica que había instaurada en Europa y de la que Felipe II era uno de los grandes abanderados. Isabel I y su negativa a prohibir esa corriente y todas las persecuciones que se dieron, serán temas principales en este libro, pero también se mezclarán con temas de amor, política y algunos más.

Me ha gustado muchísimo ver como se vivía en esa época, como la religión tenía un poder tan grande, teniendo así el pueblo una especie de adoctrinamiento, impidiendo que un campesino pudiese pensar por sí solo o tuviese un pensamiento diferente. Y una de las cosas que menos me ha gustado es el hecho de poner a los españoles durante la historia como seres barbaros que eran inferiores por tener una cultura diferente.

Como en todos los libros de Kent los personajes son super importantes en la trama y sabe crear eso ambiente para que los lectores empaticemos con ellos.
Cuando ves el libro dices, “madre mía casi mil páginas, tiene que agobiar esta lectura”, pero no, y aunque no lo creáis es un libro que se lee bastante rápido pese a lo grande que es, ya que contiene mucha acción, mucho dialogo y engancha que da gusto. Luego tiene esa parte histórica que hace que necesites leer y saber mucho mas de este mundo.

En general una columna de fuego al igual que sus anteriores libros me ha gustado mucho y estoy feliz de haber podido leerlo, me gusta el hecho de que el autor nos enseñe lo que pasaba en la antigüedad y que con ello nos de muchas lecciones, se aprende mucho con ellos y para mi está muy recomendada la trilogía.


Y  bueno con esta reseña os dejo hasta mañana, un besazo amores