17/9/17

Reseña: Norzag

La Tierra, año 2217. La Gran Alianza y la Zona Inerte conforman la vida en el planeta. En un mundo dividido entre el progreso y la precariedad, una bella joven llamada Brooke es recluida junto a sus hermanos en el Instituto de Alto Rendimiento de la Neurópolis 20. Sus IRobots, y sus inseparables amigos Freddie y Jason, le ayudarán a investigar sobre el paradero de sus desaparecidos progenitores, sorteando vibrantes batallas y poniendo la vida en peligro en numerosas situaciones repletas de riesgo e intriga. En la búsqueda descubrirá pistas inconexas de una aterradora realidad y conocerá a Hyrokin, un apuesto joven que dice ser de un lejano lugar llamado Tordon… Pero Russell, el joven Inspector del IAR, y perdidamente enamorado de la muchacha, acabará percatándose de su rebeldía e intentará alejarla de su objetivo. Mientras ambos chicos se disputan un extraño y preciado elemento y el afecto de Brooke, ella, ajena a sus propósitos, seguirá con su lucha por desenmascarar las crueles ambiciones del despiadado Mandatario del Núcleo. Quizás un nuevo Mundo pueda responder a todas sus preguntas…


Hello, hoy vengo con la reseña del primer libro que me hace llegar la editorial Adarve, además también es uno de los primero que leo de ciencia ficción juvenil y la verdad agradezco que me lo hayan mandado, no es que haya sido un librazo, pero me ha entretenido y gustado, puede ser que no me haya parecido increíble por el hecho de que es un género que no leo mucho, pero se de amigas que también lo han leído y les ha fascinado.

La historia de este libro nos va introduciendo en una tierra futura que no se parece absolutamente en nada a lo que tenemos ahora. En este caso nos encontramos una tierra dividida, una parte que veremos será Neurópolis que es propiedad de la gran alianza y por otra parte tendremos la zona inerte que es donde viven los más desfavorecidos. También no encontramos con algo de distopia, tendremos una universal lucha de clases, el poder y la riqueza frente a la precariedad y la pobreza. Y como en toda distopia tendremos a esa persona que quiere luchas y acabar con la injusticia de su planeta, en este caso esa persona es Brooke, una chica que vive en un instituto de alto rendimiento diréis ¿que es eso? pues es donde llevan a lo se han quedado huérfanos y ella esta allí junto  a sus tres hermanos, vive en ese sitio desde la desaparición de sus padres y el principal objetivo de ella es saber su paradero, pero mientras que los busca se verá inmersa en una lucha contra el núcleo en la que encontrara muchísimo secretos.

La narración que tiene este libro es genial, puesto que tiene descripciones muy bien hechas, un gran lenguaje en el que se usan muchísimos adjetivos. Al tener protagonistas adolescentes veremos que los diálogos no son muy profundos, eso hace que veamos un contraste con la narración y que veamos el maravilloso uso que hace la autora de nuestra lengua y del vocabulario. También me gusto el hecho de que todo este narrado en tercera persona, porque al tener varios personajes y al ser una historia con tanto detalle, si estuviera narrado de otra manera al menos yo me liaría.
En general es una gran historia, pero como decía a mi, aunque me ha gustado y creo que es buena, no es un libro que al acabarlo haya dicho OMG, pero es normal, por el tipo de género que él, no estoy muy acostumbrada y todavía me cuesta, también el hecho de tener un final tan abierto y el averiguar justo cuando lo termine que será una saca creo me dejo estupefacta jejeje, pero ahora tengo ganas de seguir con esa historia.


Y bueno con esta reseñita os dejo, un besazo amores.