21/3/17

Micro reseña: Lolito

Etgar tiene todo por hacer y sin embargo no quiere hacer nada. Etgar tiene problemas de adolescente y miedos de adulto. Etgar solo quiere ver documentales marinos y comedias sin muerte, pero clica en los vídeos virales más sádicos. Etgar es aún un crío, pero ya escribe cartas imaginarias a sus hijos que no nacerán. Etgar querría beber siempre té con Nesquik, pero vacía una botella de alcohol tras otra. Los amigos de Etgar también lloran, como él, pero siempre despiden sus mensajes con una risa. Pasea por las calles grises de su pueblo, pero es en internet donde Etgar descubre el desamor más cruel (el engaño de su primera novia en Facebook) y también el amor más cálido y extraño (el consuelo de una mujer madura tan indefensa como él, en un chat sexual). Un juego de identidades que deberá resolver en la vida real.
 Tecleada a tumba abierta y con el corazón en un puño, para partirse de dolor y también de risa, Lolito es una maravilla escrita por el mejor, y más lírico, cronista de su generación. Un Holden Caulfield con conexión a internet, el reverso cruel de Wes Anderson y la mejor actualización de las novelas de los angry young men. Elogiado por Nick Cave y aclamado por la crítica británica, nadie escribe como Ben Brooks, porque Ben Brooks, como Etgar, es único. Aunque comparte miedos con todos sus lectores.
 «El libro más divertido y brutal que he leído en años. Me ha vuelto loco.»


No sé ni cuánto tiempo llevo viendo y oyendo hablar de Ben Brooks y sobre todo de Lolito, es un libro que de tanto verlo u oír hablar del necesitaba leerlo, y la verdad es que no me ha decepcionado nada después del gran hype que tenía con él, me encanta la manera de escribir de Ben.

La historia nos hace descubrir a una persona totalmente rota, como Etgar que tras enterarse de que su novia le puso los cuernos, coge y aprovechando la ausencia de sus padres se emborracha y se mete en un chat para hablar y allí conoce a una chica con la que acaba teniendo sexo virtual y con la que quiere quedar para hacerlo en persona.

Me encanta que Etgar sepa en la situación que esta y que nos enseñe su paso de ser un niño a ser un adulto, de dejar cosas atrás para afrontar lo que viene, me encanta el camino hormonal y de crecimiento que nos enseña y que creo que mucha gente debería ver y leer para saber lo que les sucede a muchos adolescentes en su cambio de etapa.

En general creo que es una historia que nos enseña mucho, que mucha gente debería de leer y debería de considerarse un libro de culto, un clásico algo que todos deberían conocer, la verdad es que para lo joven que es su autor, ha sabido plasmar en el papel lo que es la transición de niño/adolescente a la etapa adulta, los líos, lo que hacen las hormonas, el no pensar, pero después darte cuenta de que empiezas a hacerte mayor y analizar todo y a pensarte las cosas dos veces, magnifica historia recomendadisima.

-----------------------------

Y con esta exquisita micro reseña, os dejo hasta mañana, espero que hayais disfrutado de las dos entradas, un besazo amores